Saltear al contenido principal
Alumnos En África Diseñan Su Propia Escuela Con Containers

Hoy en día la falta de espacio y los presupuestos limitados, obligan a buscar nuevas soluciones a las diferentes problemáticas habitacionales.

La educación no se encuentra ajena a esta realidad, y es por eso que los contenedores marítimos reciclados pueden resultar muy útiles si se los transforma para construir aulas escolares.

Cerca de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, la escuela primaria de Vissershok pudo renovarse gracias a la colaboración de privados y el ingenio de sus propios alumnos. La iniciativa llamó a utilizar un contenedor de 12 mts. de largo como unidad para una sala de 25 niños entre 5 y 6 años.

La primera fase del concurso llamado “Hacer la Diferencia a través del Diseño”, llamó a alumnos de secundaria locales a pensar y rediseñar un container para habilitarlo como una sala de clases. El ganador fue Marshaarn Brink, de 15 años, quien cautivó al jurado con sus ideas para los exteriores, almacenaje interior, entre otras.

Con un presupuesto acotado, el conjunto se compone en cuatro elementos diseñados para darles el máximo uso. El elemento más destacado es la sala de clases, que durante la tarde se transforma en una librería. Su techo elevado protege del sol mientras que el espacio abierto permite controlar el fuerte calor. La ventilación cruzada se produce gracias a las pequeñas aberturas dispuestas en los costados del container.

Recibí novedades sobre la empresa, el mercado y más contenidos de interés. ¡Suscribite acá!

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos de servicio.